C/ Mendaña de Neyra 6 quinto C (Zona Expocoruña) 15008 A Coruña



Tlf: 630531823 E-mail: evasanchezparga@gmail.com



lunes, 7 de febrero de 2011

LA OSTEOPATíA EN LOS BEBÉS

        Muchos padres se preguntan si sus bebés pueden tratarse con Osteopatía. La respuesta es que sí, es más, sería recomendable también para bebés sin problemas porque para ellos es como para nosotros una tarde en el balneario.
        Lo más frecuente en los últimos tiempos es que los bebés llegen a mi consulta por presentar asimetrías importantes en el cráneo,  sus padres han oído hablar de la Osteopatía Craneal y de que esta técnica puede ayudarlos. La Osteopatía Craneal es aplicable a los niños desde el primer día de Vida. Con ellos el trabajo es muy suave, las manos se desplazan por diferentes zonas de la cabecita sin ejercer ningún tipo de presión. Quiero insistir en esto, jamás se genera dolor al bebé en estas sesiones. El pequeño permanece todo el tiempo con la mamá o el papá que lo tendrán en brazos. Yo realizo el trabajo adaptándome a la familia, a que se sientan bien, especialmente el pequeño. En estas sesiones los bebés suelen relajarse mucho, sonríen, sienten realmente la energía de las manos y les resulta muy agradable, pero también en ocasiones antes de llegar a esa relajación aparece un llanto que puede llegar a ser muy intenso. Los padres suelen sorprenderse porque al ver la suavidad de las manos saben que no es dolor físico. Estos pequeños muchas veces lloran en estas sesiones sus penitas, el miedo del parto, situaciones familiares complicadas que ellos de algún modo notan, vivencias desagradables en relación a complicaciones médicas, etc. Una vez que se han desahogado suelen suspirar profundamente y quedarse tranquilos o incluso dormiditos.


       Otras indicaciones del tratamiento de Osteopatia con bebés son la tortícolis congénita, alteraciones diversas del aparato locomotor, cólicos de lactante (trabajaríamos con Osteopatia Craneal y Visceral), dificultad para dormir, etc.
        Cuando imparto cursos de Osteopatía Craneal a otros fisioterapeutas siempre insisto muchísimo en la importancia de tratar a estos pequeños para evitar sufrimientos que en ocasiones se consideran  "normales", como es el caso de los cólicos del lactante. Generalmente casos así se suelen resolver en unas dos o  tres sesiones. También he visto como padres que acudían a la consulta desesperados porque el pequeño no dormía absolutamente nada...Un poco de trabajo de Osteopatía, permitir al pequeño desahogarse y de nuevo la familia volvía a descansar tranquila y se preguntaban ¿por qué no hemos hecho esto antes? La respuesta es "por miedo". Espero que con este blog el miedo de los papás y de otros profesionales relacionados con la Salud de estos pequeños disminuya y que así los osteópatas podamos continuar poniendo sonrisas en sus caritas y aliviando esos sufrimientos  "normales"  que ningún adulto querría padecer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario