C/ Mendaña de Neyra 6 quinto C (Zona Expocoruña) 15008 A Coruña



Tlf: 630531823 E-mail: evasanchezparga@gmail.com



domingo, 6 de marzo de 2011

LA OSTEOPATÍA VISCERAL Y NUESTROS DOLORES.

      Generalmente los pacientes que acuden a las consultas de Osteopatía lo hacen porque presentan problemas en su aparato locomotor. Buscan una solución a ese músculo o articulación que le está dando la lata. El osteópata empieza a trabajar y empieza a investigar con preguntas como: ¿qué tal tus digestiones?, ¿tienes problemas respiratorios, circulatorios?, ¿has sido intervenido en alguna ocasión?, ¿recibes tratamiento médico por algún problema de órganos internos?.....
      Ya en la fase de tratamiento suele sorprender al paciente que el osteópata también trabaja la zona anterior del tórax y del abdomen, está haciendo lo que llamamos Osteopatía visceral. Este tipo de trabajo engloba diferentes técnicas, como siempre manuales, cuyo objetivo es reducir las tensiones existentes en el sistema visceral. Estas tensiones pueden tener diferentes causas: una patología, alteraciones en la alimentación,  la tensión nerviosa, etc. Todos estos factores pueden provocar tensión en órganos internos alterando su funcionamiento. El siguiente paso es que esta alteración se transmite a las estructuras próximas al órgano, la percha de la que cuelga ese órgano, esa percha es el esqueleto al que se sujeta a través de ligamentos y fascias.
         Un ejemplo sería el siguiente: una persona que en estos tiempos de crisis vive una situación laboral complicada pero que tiene que aguantarse y no decir lo que realmente piensa por miedo a un despido, acumula tensión emocional, rabia, enfado. Intenta aliviarlo tomando más café y chocolate. Esa situación puede acabar afectando a su hígado, bloqueándose su motilidad y tirando de toda la parrilla costal derecha. El resultado final será dolor intenso en el hombro derecho, escápula derecha y si el problema se mantiene mucho tiempo....incluso una ciática derecha. En principio ante estos dolores el paciente piensa ¿qué pasa en mi hombro, en mi espalda? si realmente queremos resolver el caso tendremos  que aliviar sus huesos pero también su hígado y ayudaría hacerle ver a esta persona como repercute en su Salud el estrés que está viviendo para que busque modos de reducirlo.
                                                                         
         Repercusiones similares se dan para el resto de órganos internos, de ahí la importancia de la Osteopatía visceral. Con ella evitamos recidivas en problemas que aparentemente se iban a resolver fácilmente pero que no responden a un tratamiento puramente estructural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario