Avenida de Monelos 229 1º (Zona Eirís) 15009 A Coruña

Tlf: 630531823 E-mail: evasanchezparga@gmail.com

miércoles, 31 de agosto de 2016

Rueda de las 4 direcciones....TOMANDO FUERZA.

A punto de iniciar septiembre la mayoría de nosotros nos planteamos retomar....muchas cosas. Entramos en otro tiempo, otras dinámicas diferentes a las vividas durante el verano y nuestras vacaciones. Como para cualquier cambio nunca viene mal coger un poco de fuerza y recargar pilas para lo que tenemos por delante.

Os propongo algo práctico, un ejercicio muy sencillo. Quizá resulte más fácil para aquellas personas que conocen y han participado en trabajos de Constelaciones pero animo a todo el mundo a probar. Inicialmente os ponéis a dibujar algo así: 



Se trata de la Rueda de las 4 direcciones. El color blanco corresponde a la energía del Norte, el rojo a la del Sur, el amarillo a la del Este y el negro a la del Oeste. 

Cuando ya tengas tu dibujo lo colocas en el suelo, centrado y orientado correctamente en las diferentes direcciones. Si imaginas que las lineas que dividen la rueda se prolongan te darás cuenta que cada dirección se amplia más allá de la rueda y por detrás de cada cuadrante podemos decir que se forma un campo energético correspondiente a dicha dirección.

En cada una de estas direcciones podemos encontrar cualidades diferentes. Sería muy amplio exponerlas todas pero algunas significativas son:

-Energía del Norte: se relaciona con el color blanco, con el silencio, con la noche, es el lugar al que va todo lo que ya se ha ido, la Tierra de los ancestros, del alma, el invierno.

-Energía del Este: se relaciona con el color amarillo, con el amanecer, es la energía de los nuevos comienzos, la infancia,el pensamiento,  la primavera.

- Energía del Sur: se relaciona con el color rojo, el Sol en lo más alto, es la energía de la plenitud, la edad adulta, el cuerpo físico, el verano.

- Energía del Oeste: se relaciona con el color negro, el Sol desciende y se prepara para ocultarse, es la energía de dejar ir las cosas, la vejez, las emociones, el otoño.

Una vez colocado nuestro dibujo simplemente le pedimos a la Rueda que nos haga llegar la fuerza que necesitamos en este momento, ponemos música (si es posible de tambores) y empezamos a caminar alrededor de la rueda. En este caminar nos vamos parando en cada dirección  y al igual que un representante de Constelaciones, simplemente nos dejamos sentir el cuerpo, cual es la sensación física que nos llega, que imagen, que pensamiento, que emoción. Permanecemos en esa dirección recibiendo esa sensación hasta que tenemos el impulso de pasar a otra y así sucesivamente hasta recorrerlas todas.

Es posible que recibamos algo en cada una pero también puede ser que por nuestra situación solo sintamos en alguno de los cuadrantes. Una vez recorridas todas las direcciones, si lo deseamos podemos volver a aquellas en las que nos sentimos especialmente bien para llenarnos un poco más de esta energía.

Cuando así lo sentimos, nos retiramos, dando gracias por lo que la rueda nos ha traído....que la mayoría de las veces suele ser sorprendente y muy reconfortante. 

¡Que lo disfrutéis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario