Avenida de Monelos 229 1º (Zona Eirís) 15009 A Coruña

Tlf: 630531823 E-mail: evasanchezparga@gmail.com

miércoles, 10 de octubre de 2012

EL MITO DEL CALCIO, ¿SOMOS VACAS O PERSONAS?



        Un ternero al nacer peso unos 40kg y en tan solo dos años puede llegar a pesar más de 400kg. Para lograr este rápido crecimiento se alimenta inicialmente de leche de su mamá, leche de vaca.

        A la vista está que el crecimiento humano es bastante diferente al de un ternero, por eso en la primera etapa de la vida se alimenta preferentemente de leche materna si es posible.

      Llegada la edad adulta, nuestras amigas las vacas dejan de tomar leche...¿por qué nosotros seguimos tomando leche de vaca?......La respuesta no es ni más ni menos que  aquí , en occidente, estamos sometidos a un bombardeo publicitario atroz, devastador, que hace parecer a las personas que no consumen este producto como irresponsables. La excusa para aumentar las ventas tanto de la leche como de sus derivados es el "calcio", necesitamos mucho calcio para nuestros huesos, si no tomamos lácteos parece que nos vamos a romper. Sin embargo, nuestras robustas vacas de edad adulta, no se rompen, y .....solo comen hierba.


        
         Lo que no nos cuentan los publicitarios es que gran parte de los problemas digestivos y  aumento de mucosidad  que sufrimos, tanto adultos como niños, deriva del consumo de estos productos. Evidentemente si contienen un alto contenido en calcio pero intentemos ser un poco más inteligentes que una vaca y pensemos otras vías de obtener calcio:  


  •  El pescado.
  •  Coliflor.
  •  Nabo.
  •  Lechuga.
  •  Cualquier verdura de hoja verde, no solo aportarán calcio sino gran cantidad de hierro, clorofila y fibra.
  •  Frutos secos.
  •  Semillas de sésamo.
  • Todas las algas marinas, cuyo contenido en calcio es incluso superior al de la leche de vaca y son perfectamente aceptadas por nuestro aparato digestivo.

         Todos estos alimentos nos aportan niveles adecuados de calcio y respetan más nuestra naturaleza. No debemos olvidar que a partir de los tres años aproximadamente el ser humano deja de producir de forma gradual una enzima que nos ayuda a asimilar la leche materna humana, quizá la naturaleza nos manda un mensaje.........y la Naturaleza es sabia.

         (Las personas interesadas en este tema y en una alimentación sana  les recomiendo los libros de Montse Bradford: La nueva cocina energética, Alquimia en la cocina y en la Vida, Algas las verduras del mar.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario